Alfred Jarry

 

 

“Excepto tras la visión de la cabeza de un caballo, jamás he tenido ganas de matar. La cabeza de caballo se ha convertido para mí en un signo, o una orden, o más exactamente en una señal, como el pulgar alzado en los circos, que indica el momento de golpear. Aunque por miedo a que os riáis, no os explicaré que hay sin duda muchas razones para esto. La vista de una cosa muy fea lleva realmente a hacer lo que es feo. Pero lo feo es lo malo. La vista de un estado inmundo incita a los placeres inmundos. El aspecto de un hocico feroz en el que se descubren los huesos predispone al acto feroz y a la desnudez de los huesos. No hay en el mundo un objeto tan feo como la cabeza de un caballo a excepción de la cabeza de la langosta, la cual es casi exactamente igual, excepto por su dimensión gigantesca”,

Gestas y opiniones del Doctor Faustroll, Alfred Jarry



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *